domingo, 2 de marzo de 2008

la guerra contra mi imagen de lo real.

Peregrinos desprovistos de armadura contra la enfermedad de la superficialidad. Transeúntes cegados, filtrados, succionados por el monstruo entre los monstruos que se hace llamar a si mismo sistema. Caminan con antifaces a gran velocidad, sin rastros, sin huellas de sensibilidad. Mientras los purificados y verdaderos valientes, incapaces de avanzar a gran velocidad caminan con la cabeza a gacha rompiéndosela para sacar verdadero provecho de lo poco que les fue dado. Con todas sus fuerzas, alzan las ideas en lugar de armas, para luchar contra la injusticia y la ignorancia, que tan de moda (impuesta por el famoso sistema), peligra la existencia del valor y la esencia del humano.


juanpi

5 comentarios:

Anónimo dijo...

a donde estas?

juan pi dijo...

encontrame.

Glendora dijo...

tengo qe decirte qe estoy en desacuerdo con algo. lo real, qé es lo real?, vos y yo elegimos cuál es nuestra realidad. Algunos preferirán esconderse todavía en antifaces, otros seguiremos eligiendo llorar y reír a cara descubierta.

Anónimo dijo...

no puedo. ayudame.

juan pi dijo...

lo siento, es algo que debes hacer solo. yo estoy, aqui, esperandote. Apresurate, tengo sueño. Tengo miedo.