lunes, 28 de enero de 2008

4 pajaros y un minimundo improvizado

4 pajaros pasaron volando por mi ventana. los vi y recordé. recordé porqué te miré. recordé porqué mirarte me llevo a todo lo que aconteció. porque mirarte me llevó a enamorarme de vos, a amarte, a amarme, a odiarte, y a ODIARME. si todo eso pasó fué porque yo te miré, y no solo eso, sino que te volvi a mirar, una y otra vez, hasta no poder dejar de mirarte. ¿cómo una simple mirada puede generar de nuestra vida un camino u otro; cómo una simple mirada puede llenarnos de odio autodestructivo, que termina por acabarnos, o fortalecernos. cómo una simple mirada puede tanto más que mil acciones y letras amontonadas, lanzadas al aire tan vanalmente que nos asusta a más de uno. y ese miedo que termina por agobiarnos, es incluso tan vanal como aquellas palabras lanzadas, como aquellas palabras que tienen tan poco sentido que están inmensamente cargadas de fuerza, fuerza muchas veces maligna, que lastima, hasta matar, a alguna persona que fue previamente sensibilizada por alguna mirada como la TUYA.


juan pi.

2 comentarios:

Chino dijo...

¡Otro especimen de la raza humana capturada por el universo blogger! ¡¡¡Esto ya es una locura!!! :P.

Un abrazo, Juampi. Ya tené en cuenta que voy a visitar este espacio.

Anónimo dijo...

yo lo que agradesco es que nuestras almas hayan reencarnado en el mismo vientre...
porque de no ser asi no se si te huebiese encontrado en este grande grande mundo...y me hubiese perdido de mucho!
tene pasiencia juan...
sos muy lindo, todo lo tuyo es muy lindo.
te quiero indefinidamente mucho